Asesinaron brutalmente a dos jóvenes cubanos y ahora tienen su sentencia

La pareja de cubanos hacía su ruta hacia los estados Unidos. Ocurrió hace meses y ahora los dos colombianos culpables del asesinato tienen una sentencia de 45 y 50 años de prisión.

Pasarán este tiempo tras las rejas, por incurrir en el tráfico de personas y por quitarle la vida a la pareja de la isla que hacían un sacrificado viaje con la esperanza de triunfar en pareja viviendo en USA.

¿Quiénes son los criminales?

Se nombran los sentenciados Carlos Emilio Ibarguen Palacios, de 27 años, y Jhoan Stiven Carreazo Asprilla, de 23 años,

Ambos fueron extraditados a los Estados Unidos par ser juzgados por un tribunal de ese país. Fue en octubre del año pasado cuando ambos se declararon culpables del horrendo crimen.

La sentencia recibida también incluye que estén tres años de libertad supervisada una vez terminada la condena.

Un tercer acusado en el proceso, Fredis Valencia Palacios, fue quien hizo la entrega de los cubanos a Carlos Emilio Ibarguen Palacios. Por cohecho en el delito de tráfico humano recibió una pena de 15 años de prisión.

Se pronunció la Fiscalía

De acuerdo a lo dicho por la Fiscal que imputó a los criminales, aunque la sentencia no devuelve la vida a los que lamentablemente fueron asesinados, por lo menos es un paso en la lucha contra el tráfico humano y sus letales consecuencias.

La investigación preliminar determinó que desde el año 2014 se dedicaban los culpables al contrabando de emigrantes.

Brutales muertes

Así sucedieron los terribles sucesos: “El 7 de septiembre del 2016, durante uno de sus viajes, tres cubanos contrataron sus servicios para que los llevaran de Colombia a Panamá. Ibarguen Palacios y Carreazo Asprilla sacaron un cuchillo y una pistola, respectivamente, para amenazar a las víctimas. Ibarguen Palacios ató las muñecas de los dos pasajeros hombres y luego los arrojó por la borda mientras los tenía sujetados con una cuerda al interior del bote.” Así perdieron la vida los cubanos, según detalla el Nuevo Herald.

Cubanos asesinados

Más trágico aún resultó el hecho de haber violado a la cubana Edelvis Martínez, a quien luego degollaron. También mataron a Edgardo Nordelo Cedeño, uno de los hombres que estaba atado a la embarcación.

Liover Santos Corría, quien era el novio de la cubana, se liberó de las ataduras y escapó a nado. Los asesinos lo dieron por muerto pero fue encontrado por un pescador y fue salvado por la armada colombiana.

Santos Corría llegó a Estados Unidos y su testimonio fue crucial en el caso que ahora se cierra con las sentencias de 45 y 50 años para los criminales.

(Con información del Nuevo Herald)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revistería